CONCLUSIONES PRESIDENTES DE AUDIENCIAS PROVINCIALES PONENCIA HACIA NUEVOS ESTÁNDARES DE CALIDAD EN LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA

domingo 17 febrero 2013

CONCLUSIONES PRESIDENTES DE AUDIENCIAS PROVINCIALES PONENCIA HACIA NUEVOS ESTÁNDARES DE CALIDAD EN LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA

El juicio oral es un espacio donde se visualiza cómo se ejerce el poder por parte de los jueces. En esa medida debe procurarse crear todas las condiciones necesarias para la garantía efectiva del derecho a la igual consideración y respeto de todas las personas que intervienen en el mismo.

Los jueces que presiden los actos de juicio deben comprometerse de forma decidida en la garantía de las condiciones comunicativas igualitarias y defensivas reclamadas por la idea del proceso justo y equitativo.

En particular en el proceso penal, el juicio oral debe ser un espacio de garantía

activa de los derechos de defensa. Por ello, las condiciones escénicas de su desarrollo deben responder a dicho objetivo constitucional. La posición que deben ocupar las personas acusadas en la sala debe evitar la estigmatización y el estímulo de predicciones sociales creativas de culpabilidad. En particular, en los juicios con alta carga mediática. El juicio oral, además, debe desarrollarse en adecuadas condiciones victimológicas. Los jueces deben procurar en todo momento que las personas que acuden al acto procesal como presuntas víctimas del hecho justiciable sean informadas y sientan en todo momento que su dignidad personal es respetada.

 







los comentarios han sido deshabilitados.