8.- Mandamientos de pago. Despacho de Mandamientos de pago por el Procurador interviniente expedidos a nombre del cliente. Liquidación y pago de facturas, derechos y gastos ocasionados en el procedimiento.

martes 31 enero 2012

8.- Mandamientos de pago. Despacho de Mandamientos de pago por el Procurador interviniente expedidos a nombre del cliente. Liquidación y pago de facturas, derechos y gastos ocasionados en el procedimiento.
 
En estos supuestos, se nos han planteado en numerosas ocasiones la legalidad de que tras la realización efectiva del Mandamiento, el Procurador interviniente pueda proceder al pago con cargo a esas cantidades, de facturas de terceros, gastos o incluso las propias minutas del abogado y procurador del beneficiario del Mandamiento en cuestión.
 
La primera cuestión que se plantea es si el Procurador puede hacer efectivo el Mandamiento. A esta cuestión ha de responderse que habrá que estar al contenido de las facultades otorgadas en el poder acreditativo de la representación conferida.
 
a) Generalmente, la mayor parte de los poderes notariales contienen una exhaustiva enumeración de las facultades otorgadas mediante dicho apoderamiento, entre las que habitualmente se encuentra expresamente la de percibir o incluso cobrar en nombre del cliente, mandamientos de pago expedidos a nombre de aquél.
 
b) Más controversia suponen aquellos poderes notariales que no contienen facultades expresas al respecto, así como los apoderamientos apud acta realizados ante el fedatario judicial.
 
Si bien al primer supuesto hemos de responder afirmativamente, en relación al segundo mi opinión, a buen seguro discutible, es que dichos apoderamientos "per se", ya sea este apud acta o sea notarial sin facultad especial o expresa, no nos permiten la realización del Mandamiento, por entender que ello supone un acto de disposición, ajeno al ámbito procesal o procedimental y judicial para el que el poder ha sido otorgado, y a mayor abundamiento, toda vez que siendo los mandamientos de devolución títulos valores, con una naturaleza jurídica similar al cheque, la única persona legitimada para cobrar el dinero que se ordena pagar por el juzgado a la entidad bancaria, es aquella que se determina en el mandamiento. No existe ninguna norma en nuestro ordenamiento jurídico, incluido el Estatuto de la Abogacía y la Procuraduría, que legitime a procuradores y abogados a cobrar los mandamientos nominativos emitidos por los órganos judiciales. Ni debieran las entidades bancarias hacer esos pagos a la vista de un simple poder para pleitos.
 
En la práctica, cuando el Mandamiento se presenta al cobro en la entidad bancaria, es ésta la que, a través de su central de bastanteos interpreta el documento y decide si este es suficiente y bastante para su efectividad.
 
La segunda cuestión, más importante si cabe por la responsabilidad que de ello pudiera derivarse, es el destino que el Procurador ha de darle al efectivo resultante. Y aquí, sí que la cuestión no es interpretable, debiendo concluirse que estas cantidades, obtenidas en nombre del cliente habrán de ser entregadas íntegramente a aquél, sin que pueda considerarse lícita su retención a cuenta de cantidades debidas o incluso al pago de gastos o facturas de las que aquél fuese obligado, para cuya finalidad es precisamente la provisión de fondos habilitada al efecto, o en su caso, los procedimientos especiales de jura de cuentas y habilitación de provisión de fondos (artículos 35 y 29 LEC respectivamente). Tan sólo podremos proceder de tal manera, cuando tengamos instrucciones expresas y escritas del cliente para tal fin y sin perjuicio de nuestra obligación y por supuesto responsabilidad, de la rendición de cuentas.




Comentarios

mandamiento de pago

enviado por 10.0.137.40 el 31 enero 2012 a las 07:58 PM CET #



Enviar un comentario

nombre:
correo electrónico:
url:
Su comentario:

sintaxis html: deshabilitado